El ejercicio es una parte esencial para mantener buena salud. Todos necesitamos hacer actividades físicas diariamente; incluso las mujeres embarazadas. Hacer ejercicios con regularidad durante el embarazo los beneficia a usted y a su bebé en desarrollo, y conlleva pocos riesgos.
La actividad física no aumenta las probabilidades de un aborto natural, bajo peso de un niño al nacer ni parto prematuro. Sin embargo, es importante que hable sobre los ejercicios con su ginecólogo, hay ciertas complicaciones del embarazo en los que no se debe hacer ejercicios.

embarazo1

Ya sea que el ejercicio sea algo bueno para usted o ya forme parte de su rutina semanal, seleccione actividades que sean seguras para las mujeres embarazadas como: Caminar , bicicleta estacionaria, yoga modificado, natación y ejercicios acuáticos.
Los ejercicios que debes evitar son aquellos que usan posiciones y movimientos que pueden ser incómodos o perjudiciales como las siguientes: deportes que impliquen contacto físico, actividades que puedan exponerla a una caída, yoga caliente, buceo, etc.

embarazo2