La anemia, es el mal silencioso que nuevamente está ganando terreno entre la población infantil del Perú. La anemia como problema de salud pública es la principal deficiencia nutricional de nuestro país.

Los resultados de la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (Endes) 2016 a cargo del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), revelan que el 43,6% de la población comprendida entre los 6 meses y 3 años presenta este problema de salud.

Si analizamos la zona urbana del país, la cifra se reduce a 39,9%; sin embargo, es en el área rural donde el problema se agudiza y alcanza el 53,4%.

En los últimos cinco años, la anemia ha aumentado 2%, al pasar de 41,6% en el 2011, a 43,6% en el 2016.

Este problema de salud que aqueja a los niños de nuestro país puede prevenirse mediante una técnica práctica y segura como el Pinzamiento tardío del cordón umbilical.

Se ha demostrado beneficios en bebés a quienes se les realizó un corte tardío del cordón umbilical como factor protector de anemia. Según los estudios realizados al menos tres minutos debe permanecer antes de ligar el cordón umbilical después del nacimiento, porqué proporciona hierro extra a los bebés, lo cual se refleja en un riesgo menor de presentar anemia durante el primer año de vida.

Recomendaciones de la OMS

  • Se recomienda el pinzamiento y corte tardío del cordón umbilical (aproximadamente entre uno y tres minutos después de dar a luz) en todos los nacimientos, al tiempo que se inician simultáneamente los cuidados básicos del recién nacido.
  • No se recomienda el pinzamiento y corte precoz del cordón umbilical (menos de un minuto después del nacimiento), salvo que el recién nacido sufra hipoxia y deba ser trasladado de inmediato para su reanimación.
  • El tratamiento preventivo promocional de la anemia debe estar sujeto a un tratamiento médico nutricional en caso la madre se encuentre con niveles bajos de hemoglobina. Eso permitirá a la madre brindar los nutrientes adecuados para su bebé.

Lic. Nut. Nery M. Quispe Camino.