Banco de gametos



Nos permite la posibilidad de disponer de gametos tanto femeninos como masculinos, es decir Ovocitos y Espermatozoides debidamente testeados para así dar la posibilidad a la pareja cuando exista imposibilidad de aportar uno o inclusive los dos gametos para la reproducción asistida.

La criopreservación, hoy en día es cada vez más común, ya que encontramos pacientes como en el caso de las damas que retrasan la maternidad, por un sin número de factores, a edades muy tardías en la se hace imposible brindarle en ese momento la oportunidad de descendencia propia. Una alternativa muy viable y favorable es que si la mujer va a retrasar mucho la maternidad o si se va a someter a radioterapia en el tratamiento de algún cáncer por ejemplo, vitrifique sus ovocitos, para que cuando ella llegue a los 40 o más años y decida tener hijos, los tenga de ovocitos vitrificados propios, de mejor calidad, y tenga grandes posibilidades de embarazo.