Fertilización in vitro e inyección intracitoplasmatica de espermatozoides (ICSI)



La Fertilización In Vitro (FIV), es la unión del óvulo con el espermatozoide en el laboratorio, para transferir una vez desarrollado el embrión al tercer o quinto día al útero materno. La inseminación de los ovocitos puede llevarse a cabo mediante técnica de FIV convencional (se coloca en la placa de cultivo un ovocito rodeado de espermatozoides dejando que se produzca la fertilización entre ambos de forma natural) o mediante ICSI (Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides), aquí se introduce el espermatozoide vivo seleccionado dentro del ovocito, mediante la punción del mismo con la ayuda de una pipeta. Esta última técnica, más laboriosa, se reserva idealmente para casos de factor masculino severo, y desde el primer nacimiento por ICSI el 14 de Enero de 1992, se volvió en el tratamiento de elección en la Infertilidad por Factor Masculino; además el ICSI también se lleva a cabo en casos de fallos de fecundación previos con FIV, fallos de tratamientos previos de Inseminación Artificial o situaciones en las que disponemos de un número limitado de ovocitos.

En ambas técnicas (FIV/ICSI) se precisa previamente de las siguientes fases:

ESTIMULACIÓN OVÁRICA:

Con la administración de algunas hormonas, induciremos la formación de un mayor número de folículos, dentro de los cuales hay un ovocito. Con ello se incrementará las posibilidades de éxito, ya que de forma natural la mujer en cada ciclo menstrual sólo genera un folículo y por tanto un solo ovocito, con estas hormonas induciremos la formación de varios folículos y la posibilidad de tener varios ovocitos para ser fecundados, y por lo tanto, tener más embriones de buena calidad. El tratamiento viene a durar entre 12 y 20 días, durante los cuales la mujer deberá aplicarse inyecciones hormonales, realizándose ecografías de control y determinación de estradiol en sangre para comprobar que el crecimiento y la evolución de los folículos es el adecuado. Todo este procedimiento lo realizaremos en GYNEMEDIC, bajo la supervisión de un especialista entrenado en técnicas de Reproducción de Alta Complejidad. En algunos casos, puede ocurrir que la paciente responda exageradamente a la estimulación, produciendo muchos folículos y dando lugar al Síndrome de Hiperestimulación Ovárica, situación ante la cual la paciente será observada más estrechamente, y cada vez es más infrecuente debido a los protocolos de estimulación suave que utilizamos.

PUNCIÓN FOLICULAR:

Se realizará cuando se evidencie por ecografía que los folículos han alcanzado el tamaño adecuado y hay disponibles un número adecuado de ovocitos. Se realizará en quirófano y bajo sedación, con el fin de que la paciente no sienta ningún tipo de molestias durante el procedimiento, durando aproximadamente 15 minutos. La punción se realiza por vía vaginal, guiada por ecografía, y a través de una aguja fina que aspira cada uno de los folículos, obteniendo de este modo los ovocitos que hay en su interior. El riesgo de sufrir alguna complicación durante la extracción de ovocitos es de 1 por cada 2.500 casos, por lo que se puede considerar inapreciable; como es un procedimiento ambulatorio, la paciente se retira a la hora de la intervención.

INSEMINACIÓN DE LOS OVOCITOS:

Mediante FIV o ICSI se comprueba, bajo microscopio, al día siguiente si la fecundación se ha producido correctamente y ha dado lugar a la formación de un cigoto.

CULTIVO EMBRIONARIO EN LABORATORIO:

Los embriones resultantes serán observados en el laboratorio día tras día, evaluando aquellos que no sean viables.

TRANSFERENCIA EMBRIONARIA:

Se suele realizar el tercer o quinto día de desarrollo embrionario, aunque en algunas ocasiones se prolonga el cultivo hasta el día 6 de desarrollo para realizar una mejor selección embrionaria.

Los mejores embriones se introducen dentro del útero materno bajo Guía Ecográfica, con la ayuda de una cánula de transferencia de embriones, mediante un proceso rápido e indoloro que no precisa sedación. Transferimos como máximo tres embriones dependiendo de la edad de la paciente, aunque se suele hacer con uno o dos embriones para reducir la posibilidad de gestación múltiple. Al culminar la transferencia, se evidencia por ecografía una burbuja con el medio y los embriones, hecho que corrobora el biólogo al evaluar el catéter de transferencia bajo el microscopio.

VITRIFICACIÓN DE LOS EMBRIONES RESTANTES:

Aquellos embriones de buena calidad y que no se han transferido, se congelarán para poder ser utilizados por la pareja para posibles nuevos embarazos, sin necesidad de someterse a un nuevo ciclo de estimulación ovárica.

PRUEBA DE EMBARAZO:

La paciente se realizará dos semanas después de la transferencia embrionaria un examen de embarazo, mediante un test de beta-hCG en sangre.



TIPS MÉDICOS:

  • Con ICSI en casos de Azoopermia se logra fecundación en más del 65% y embarazo en más del 28%, con espermatozoides de epidídimo o de testículo. (1)
  • En pacientes con anticuerpos antiespermatozoides se recomienda realizar la fecundación de los ovocitos mediante ICSI.(2)

1: Intracytoplasmatic testicular sperm injection: an effective treatment for otherwise intractable obstructive azoopermia. Gil Salmon y col. 1995

2: Manual Práctico de Esterilidad y Reproducción Humana. Remohí y col . 2012