Cono



La Conización del cérvix es un procedimiento quirúrgico seguro que consta en extirpar la parte distal del cérvix (cuello del útero) en forma de un cono, de tal manera que podamos evaluar la parte distal y más proximal del endocérvix y que no está a la vista cuando realizamos la colposcopía. Es decir, lo utilizamos fundamentalmente para detectar y/o curar el cáncer precoz de cérvix o para evaluar definitivamente una lesión citológica o colposcópica sospechosa.

La Conización del cérvix sirve para diagnosticar y evaluar de forma más completa una Neoplasia de II° o III° (antes displasia moderada o severa respectivamente) que son lesiones precancerosas o un carcinoma in situ o si el cáncer del cuello uterino ya se ha extendido hacia la parte del cuerpo uterino y/o para evaluar la profundidad del cáncer, pensando en que la infiltración ha generalizado el cáncer. Esto es de vital importancia ya que, si al evaluar toda la pieza quirúrgica extraída se evidencia que toda la lesión precancerosa o cancerosa está sólo en la pieza quirúrgica, entonces habremos curado a la paciente en ese intento de evaluar la extensión de la lesión precancerosa o cancerosa en ese caso llamaremos al procedimiento CONO TERAPÉUTICO. Ante todo, realizamos una conización cuando tenemos una lesión sospechosa de displasia moderada persistente, displasia severa o carcinoma o cuando la biopsia realizada con guía colposcópica diagnostica lo anterior. Por lo tanto es poco probable que se indique una conización sin un previo estudio.

Indicaciones para la Conización:

  • Imposibilidad de ver completamente la lesión, ya que se extiende hacia el canal endocervical.
  • Lesión maligna o pre maligna en un legrado endocervical.
  • Sospecha colposcópica de una lesión invasiva oculta, no confirmada por biopsia.
  • Citología sospechosa o patológica, confirmada mediante colposcopía o biopsia.
  • Sospecha citológica o colposcópica de una lesión del epitelio glandular (adenocarcinoma in situ).
  • Hallazgo de microcarcinoma in situ.

El procedimiento clásicamente se realizaba en sala de operaciones con bisturí, y la paciente se hospitalizaba siempre. Es muy importante la técnica quirúrgica, ya que, esto permitirá evitar el daño del epitelio al realizar la desinfección; segundo, obtener bordes libres al guiarnos con una disolución de yodo y yoduro en agua destilada (lugol) en el momento de la exéresis (extirpación); y por último, evitar las múltiples complicaciones posibles como sangrado, infección, serometra o estenosis entre otras.

En GYNEMDIC, hemos realizado más mil colposcopías, teniendo amplia experiencia en la identificación de lesiones colposcópicas anómalas y por lo tanto, la realización de conizaciones en aquellas pacientes que lo ameritan. A aquellas pacientes, le ofrecemos la conización con bisturí; sin embargo, el procedimiento es más caro y no más efectivo que la CONIZACIÓN CON ASA DIATÉRMICA, conocida como CONO LEEP.

El CONO LEEP, es un método introducido por Prendiville en 1989, no requiere hospitalizarse y es una cirugía ambulatoria, pues utiliza los grandes beneficios de la electrocoagulación. Esta técnica es ampliamente utilizada en el mundo, remueve menos tejido, requiere menor tiempo operatorio y está asociado a menores tasas de hemorragia, dolor e infección, que las otras técnicas convencionales para el tratamiento de las neoplasias intraepiteliales, demostrando igual efectividad.

Es importante saber también que tanto el cono con bisturí como el cono leep, están asociados en trabajos no del todo concluyentes con rotura prematura de membranas y partos prematuros en las gestantes.

Si Ud. Desea, en GYNEMEDIC, programar una conización del cuello uterino, es importante que traiga todos sus análisis previos; el procedimiento se realizará sólo si existe una clara indicación, sin dolor y un control estricto post quirúrgico.