Cirugía Laparoscópica



La laparoscopía es una nueva forma de abordaje mini invasiva ya que por medio de incisiones de 10 a 5 milímetros o menos, se puede abordar la cavidad pélvica – abdominal, con el fin de realizar casi todo tipo de cirugías, en la que a nuestra especialidad se refiere. La gran ventaja de este tipo de intervención es que las pacientes se evitaran cortes de entre 10 y 12 centímetros, que son muy dolorosas y en consecuencia estarán muchos días en cama y la recuperación total se da en meses; además estas aperturas grandes en el vientre o abdomen y la manipulación grosera permite la generación de adherencias intraabdominales generando dolor crónico tanto pélvico como abdominal; también se pueden generar cuadros pseudo obstructivos y/u obstructivos abdominales de resolución quirúrgica nuevamente, estos cuadros adherenciales también pueden generar alteración de la anatomía de los genitales internos de la mujer, no permitiendo el adecuado tránsito del ovocito hacia la trompa uterina; lo que generaría infertilidad y su resolución es quirúrgica.

En ginecología casi todas las indicaciones quirúrgicas convencionales pueden ser resultas por cirugía laparoscópica. Aquí merece mencionar que la destreza del cirujano laparoscopísta es importante, ya sea para abreviar el tiempo quirúrgico que es importante en la recuperación de la paciente, como en el desarrollo de una técnica quirúrgica depurada para evitar accidentes inadvertidos que se puedan cometer.

Estamos en un mundo globalizado en la que el aprendizaje es universal y actual, por lo tanto no existen excusas para seguir operando como el siglo pasado. A pesar que nuestras “grandes instituciones” tienen todo para dar una calidad de salud de primer mundo aún parece que no les llega la globalización. En instituciones privadas como GYNEMEDIC, tenemos amplia experiencia en cirugía laparoscópica y contamos con equipos de última generación que nos permiten realizar cirugías de pequeña, mediana y gran complejidad con gran éxito, además debido a la experiencia y equipos cada vez más avanzados, podemos realizar cirugías mayores o complejas en breve tiempo, muy seguras y con recuperación excelente para la paciente, muchas de estas cirugías indicamos el alta el mismo día o una breve estancia de 24 horas en la clínica. A esto le llamamos cirugía mayor ambulatoria y la laparoscopía ha hecho posible trascendente evolución en la cirugía.

Por medio de la laparoscopía podemos realizar las siguientes intervenciones.

Evaluación o inspección de la cavidad pélvica y/o abdominal en:

  • INFERTILIDAD.
  • ENDOMETRIOSIS.
  • DOLOR PÉLVICO CRÓNICO.
  • RESOLUCIÓN QUIRÚRGICA DE ADHESIOLISIS.
  • RECANALIZACIÓN DE TROMPAS UTERINAS.
  • BLOQUEO TUBÁRICO BILATERAL.
  • TOMA DE BIOPSIAS O DE LÍQUIDO PERITONEAL PARA ESTUDIO.
  • EXÉRESIS DE QUISTES SIMPLES OVÁRICOS O TUBÁRICOS.
  • EXÉRESIS DE QUISTES COMPLEJOS OVÁRICOS Y TUBÁRICOS.
  • TRATAMIENTO QUIRÚRGICO DE EMBARAZO ECTÓPICO NO COMPLICADO Y COMPLICADO.
  • TRATAMIENTO QUIRÚRGICO DEL ABSCESO TUBO-OVÁRICO.
  • EXÉRESIS DE MIOMAS.
  • PERFORACIÓN UTERINA SANGRANTE.
  • HISTERECTOMÍA LAPAROSCÓPICA TOTAL.
  • HISTERECTOMÍA VAGINAL ASISTIDA POR LAPAROSCOPÍA.
  • TRATAMIENTO LAPAROSCÓPICO DE LA INCONTINENCIA URINARIA.
  • TRATAMIENTO LAPAROSCÓPICO DEL PROLAPSO DE CÚPULA VAGINAL.